miércoles, 6 de junio de 2007

Ahora sí.-

A veces me pregunto ciertas cosas como: ¿Por qué tengo tanta mala suerte? o ¿Quién soy verdaderamente? ¿Qué es lo que pasa conmigo? Etcétera.-
Siempre va a haber una respuesta muchísimo más sencilla que la que espero yo. Aunque me duela, tengo que aceptar que soy así, que el mundo es así, que las cosas que pasan, por algo pasan.
Hoy estoy demasiado melancólico, lo que no quiere decir que esté mal, por si las dudas alguien piensa eso.
Tengo varias cosas para decir y que ninguna me sale de mejor manera que por escrito. Mi cuaderno fué abandonado el 28 de mayo (Alguien sabe por qué) y quiere ser reabierto, quiere consumir lapiceras hasta morir ( o al menos hasta quedarse sin hojas). Con el poquísimo tiempo que pasó de esta situación que viví, me dí cuenta de que por mucho tiempo fuí dejando a mis amigos y amigas de lado, que los dejaba siempre en segundo plano, cuando fueron grandes responsables de mi felicidad, muy importantes para que no cayera en la oscuridad, siguen siéndolo porque ahora me bancan en este tiempo que pareciera que me empeño en que sea oscuro e imprevisible. Esas palabras de aliento y de apoyo, aunque parezca que no, las valoro como a mi vida (cosa que tiene menos valor que antes pero igual). La verdad que esto es un pequeño agradecimiento hacia todos aquellos y aquellas que me dieron lo que necistaba, ese cariño que sólo los amigos te pueden dar. Muchísimas gracias, les debo la vida. Sepan que los amo, y que por ustedes, seguiré en pié.-

lunes, 4 de junio de 2007

Cambios - Attaque 77


Demasiado uniforme vesti
demasiados prejuicios
demasiada bandera y discursos
cuanto tiempo perdido.

Nada es inalterable
nada es definitivo
solo el cambio
es lo único que permanece en el tiempo incondicional.

Tanta postura y preocupación
tantas ideologías
compromisos palabras y luchas
todo menos sonrisas.

Nada es inalterable
nada es definitivo
solo el cambio
es lo único que permanece en el tiempo incondicional.

Mil cosas que dije ayer
hoy me hace reír
y mañana me burlaré de
lo que hoy pueda decir.

Entonces porque insistir
por que insistir
por que insistir
por que insistir.

domingo, 3 de junio de 2007

Optimismo y pesimismo

Conocí a una persona, cuyo único mérito consistía en hablar de las cosas buenas, agradecer por todo, ser amable, y transmitir felicidad.

Después conocí a otra persona, que a todo le encontraba un defecto, que se quejaba por todo, y proyectaba sus fracasos y la culpa de sus desgracias en los demás.

Entonces comprendí, que tenía que elegir, porque estas maneras de actuar me afectaban, y busqué entender a las dos, sabiendo que existe lo bueno y lo malo, que yo también tengo días donde veo todo bien y días en que encuentro todo negativo.

Entonces comprendí, que me siento mejor cuando confío, cuando mantengo mi fe, cuando tengo esperanza, cuando sonrío, cuando agradezco, cuando miro el lado bueno de las cosas.

Por lo tanto, si hoy es un buen día para vos, no permitas que nadie ni nada te lo arruine…