jueves, 21 de febrero de 2013

Un pánico antes de salir al escenario. Un baile con una sombra.
una mirada muy esplendorosa,una lady con anteojos.
y yo mirando. yo soñando.
yo asustado como pocas veces.

Que terco el corazón, que infame la cabeza.
Te carcomen y te pesa la incertidumbre.
La intriga y lo enigmático
están en esas dos pupilas, escondidos
agazapados.

y de repente se me quedan los dedos sin palabras para decir..

por eso me voy. siempre me voy. espero llegar a un lugar mejor.

lunes, 18 de febrero de 2013

cuanto miedo a estar solo.
cuanta lágrima.
cuanto silencio.
cuanto temblor.
cuanto escalofrío.
cuanta oscuridad.
cuanta mirada vacía.

Sólo basta salir un rato, abrir los ojos. Mirar y escuchar.



viernes, 8 de febrero de 2013

y me acuerdo de mis manos negras, manchadas de pintura.
 la bolita del aerosol delatando

la noche oscura, mi compañía primaveral y la pared descascarada

las zapatillas de lona, gastadas de tanto buscarte.
los jeans rotos, las rodillas al aire.
primavera=amor escribia un amigo.

y yo me perdía en la utopía.

 una tarde de marzo,  o de abril, te llevé.
te miré, los cordones verdes, la zapatilla con la suela escrita.
y te mostré mi obra adolescente.



Escaparme a las estrellas con vos.

miércoles, 6 de febrero de 2013

sigo

Si todo lo que toco se rompe y se desarma,
no entiendo como seguís despierta, derecha y caminando.

Por suerte la vida no me da la espalda.
Sigo siendo el mismo desastre que alguna vez conociste.

sigo siendo el mismo chiquilín reventado de hormonas, caprichoso y molesto.
sigo siendo el adicto a las sustancias al que le diste algo por el cual dejarlas, el amor.
sigo siendo el mismo pelotudo que tuvo miedo de que lo dejaras y te lloró todos los días.
sigo siendo el mismo imbécil que se alejó de vos por miedo a hacerte mal, para verte bien.
sigo siendo yo. seguís siendo vos.

y esto sigue sin dejarme la cabeza tranquila.
y mis ojos se posan en la promesa en el dedo.
y en silencio
y en la oscuridad.
sigo sintiendo la lágrima.
sigo sintiendo la misma revolución corporal cada vez que te veo.
y sigo huyendo como si te tuviera miedo cada vez que me sonreís.

sigo.
aún.
acá.
esperanza.
algún día.

lunes, 4 de febrero de 2013

palabras.

las palabras queman a veces.
uno desnuda el corazón y recibe a cambio sonrisas y satisfacciones. 
pero a la vez, recibe un rechazo inentendible, inexplicable.
una mirada ineludible, un silencio imponderable.
un vacío incontenible, un desierto interminable.
un abismo irreprimible, un andar sin levantarse.

las palabras queman. 
que mal las palabras.
palabras tuyas. palabras mías.
nuestras palabras, las que compartimos, las que escuchamos.


sobre todo las que dijimos.

y más aún las que estamos escribiendo.


Ezequiel Felice